Dom. Ago 25th, 2019

Asklepios

Revista de crítica y cultura

Fe en nuestra Verdad Poética

2 min read

La fe en lo que tú imaginas, en tu propia fantasía, no en las visiones de otro, ni en las metáforas de otro. Llenarse de una fe irreductiblemente personal. Somos agentes de ese raro germen que según los ciencia y sus esbirros son cosas espantosamente infantiles, pero que representan nuestro núcleo verdadero como portadores de ese Ser poético, que trasciende toda estructura vital nuestra. Somos toda ficción y toda posibilidad y todo canto al Más Allá, translímites de mundos históricos de otra dimensión por narrar y declamar deviniéndose, hasta lo sublime que guardamos en la sustancia de la experiencia, del cada día despertado.

Que no te arrebaten esa fe, basada en tu propia Necesidad, esa de trascender toda esta cárcel fastidiosamente material, sosa, ésta que los ciencia y sus impotentes nos retuercen en la cara mediante telescopios y telesferas y sus babas mecánicas y sementerias de sofisticado alcance. Que no te metan en la cabeza sus propias limitaciones, sólo porque ellos no pueden salir de lo Opaco de sus nervios.

No hablo de creencias preestablecidas, de todo ese cuento que se derrumba solo sin validez ninguna precisamente porque pretenden que su vuelo cósmico sea objetivamente para todos. Y esa no es la idea, ni nunca lo fue. Todos llevamos una verdad exclusiva, especial para cada uno, que tiene que ver con un Conocimiento que cada uno debe saber buscar. Ese idioma de angelidad nos habla en el lenguaje mágico del Todo Viviente. Y es camino y caduceo, y vid frondosa, y vino del fondo de la bendición de los árboles, y el animal de las aguas y ríos y lagos de verde energía te acompañen, en el juego del descubrir.

No aplastes ni encenices esa llama eterna que hace eterno tu Ser íntegro en la Tierra. Cree en aquello que tenga un Sentido Más de luz y de genio, y del almíbar del absurdo; y más de riqueza feliz de Universo; y no seas tan necio para limitarte sólo a lo que pontifican los ciencia en todas sus disciplinas. Inventa, crea tu propia ciencia, y escucha esa poesía cósmica que te sabe tan bien interpretar .

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *